Nosotros buscamos, tú consigues la mejor financiación

Simulador de préstamo para coches. Compara entre 15 entidades, 100% online

Paso 1
Paso 2
Paso 3
Paso 4
Paso 5
Paso 6

¿Cuánto dinero necesitas?

4000 €
1.000 €18.000 €

¿Qué coche vas a comprar?

Selecciona el fin del préstamo:

Indica tus ingresos netos mensuales (demostrables)

¿Cuál es tu situación laboral?

¿Estás en listados de morosidad ASNEF/RAI? (sé sincero, estamos para ayudarte)

¡Un par de datos y realizamos la búsqueda!

Solicitar financiación para tu coche es muy sencillo

¿Estás pensando cambiar de coche? Coupé, todoterreno, descapotable, monovolumen, familiar… En Coches.com los tenemos todos y también queremos ofrecerte la oportunidad de conseguir el mejor préstamo. Tú solo elige el vehículo que deseas y el concesionario en el que vas a adquirirlo. Indica los requisitos de la financiación del vehículo y Coches.com te ofrecerá la posibilidad de simular el mejor préstamo para tu coche, adaptado a tus necesidades y con unas condiciones económicas, de disponibilidad y flexibilidad excepcionales. ¡Ah! y sin necesidad de cambiar de banco.

¿Qué necesito saber antes de financiar un coche ?

A la hora de comprar un coche, ya sea nuevo o usado, además de tener en cuenta la marca, el modelo, el motor o su precio, debes informarte sobre la mejor forma de pagarlo. La financiación es una de las maneras con mayor demanda a la hora de facilitar la compra de un coche y nosotros vamos a intentar ayudarte a entender todo lo que conlleva:

Nivel de endeudamiento y tipo de préstamo de coche

Lo mejor es fijarse un presupuesto de antemano, es decir, valorar tu nivel de endeudamiento y la capacidad real de devolver el préstamo de tu coche. En este sentido es clave conocer los distintos tipos de interés que se pueden dar a la hora de financiar un vehículo:

Tipo de interés fijo

Hoy en día, la mayoría de los préstamos para comprar un vehículo son de tipo de interés fijo (sobre todo los ofrecidos por concesionarios). Esto significa que el cliente abona la misma cuota durante todo el préstamo.

Tipo de interés variable

Es un tipo de préstamo en el que la cuota mensual varía, ya que toma como referencia un valor externo (generalmente el Euribor) al que se le aplica un diferencial. Es más fácil encontrarlo en las entidades financieras (si bien también cuentan con préstamos a interés fijo). Solo son aconsejables para quienes puedan asumir mayores riesgos.

Préstamos flexibles

Esta fórmula de pago es una de las más utilizadas por las marcas de automóviles. Regalan la primera cuota o reducen su cuantía durante el primer año como gancho comercial. Es importante en este caso ver la cuota que se empezará a pagar tras la promoción (que en algunos casos llega a ser muy elevada) para ver si se es capaz de pagar mes a mes.

Crédito Selectivo o Multiopción

Consiste en financiar solamente una parte del coste total del vehículo durante un plazo relativamente corto y dejar el resto de la cuantía para un último pago, al que se denomina valor futuro mínimo garantizado. Se trata, como su propio nombre indica, de un valor mínimo de recompra una vez que finalice el préstamo.
Es entonces cuando el cliente puede quedarse con el coche (pagando esa cantidad) o cambiarlo por uno nuevo de la misma marca, financiando la diferencia del valor entre el vehículo que entrega y el nuevo. Esta forma de financiación es utilizada solamente por los fabricantes de automóviles y resulta interesante ya que, al financiar tan solo una parte del coste total, las cuotas mensuales son más bajas.

¿Dónde financiar el coche?

Resulta clave conocer y comparar las diferentes opciones de financiación que ofrece el mercado. Podemos distinguir dos grandes grupos:

Préstamos de entidades financieras

A la hora de pedir dinero prestado, acudir a un banco o caja suele ser la primera opción. A fin de cuentas, se dedican a eso y por eso pueden financiar grandes cantidades… y de muy diversos modos. No es difícil ver créditos especiales destinados en exclusiva a la compra de vehículos en muchas entidades. La razón, el auge de las financieras de los concesionarios.

Cuando buscas financiación para un automóvil, los bancos te ofrecen un amplio abanico de productos, tanto a interés fijo como variable, pero no te quedes solo con el tipo de interés, ya que hay otros aspectos en los que debes fijarte: las comisiones que te aplicarán (de estudio, de apertura, cancelación…), los productos asociados junto al crédito (domiciliaciones, tarjetas, seguros) y otros aspectos (lee bien el contrato antes de firmar nada) que pueden terminar encareciendo el préstamo final.

Es por ello que lo mejor es comparar créditos para el coche y no creer que los productos que te ofrecen en tu sucursal habitual, por más confianza que te inspire, sean los mejores del mercado. Comparar precios y tipos de interés resulta clave, sobre todo en casos como este, en que la operación te atará unos cuantos años al contrato firmado y a todas sus cláusulas.

Financieras de los concesionarios

La crisis bancaria redujo el acceso al crédito de muchas personas, de ahí que marcas y concesionarios financien directamente la compra de sus coches. No regalan el dinero, ya que hacen un análisis de los riesgos exhaustivo y comprueban la capacidad de pago del cliente con el objetivo último de vender el vehículo, de ahí que sean bastante flexibles.

Las condiciones de las financieras de marcas siempre se han caracterizado por ser peores que las de los bancos, pero la necesidad de los fabricantes por vender coches les ha llevado a mejorar los tipos de interés y a ofrecer mayor flexibilidad para ajustarse a las necesidades de los clientes.

Además, la financiación de la marca cuenta con la ventaja de realizar los trámites de compra y financiación en el mismo establecimiento, lo cual es más cómodo. Por otro lado, en el caso de tener contratados otros préstamos o hipotecas, no supone elevar nuestro nivel de endeudamiento con la misma entidad bancaria.

Por último, en los concesionarios ya perciben una creciente importancia de la actividad de las financieras de marca, que cada vez hacen más operaciones y es que suelen vincular la financiación a mayores descuentos comerciales.

También debes tener en cuenta que, aunque los concesionarios no te piden cosas como domiciliar tu nómina, en muchos casos si te obligan a contratar seguros. Los Tipos de Interés Nominal que te ofrecen suelen ser atractivos, pero es más importante fijarse en el TAE, que es donde incluirán los gastos adicionales como esa prima de seguros y las comisiones.

En caso de problemas o dudas con un contrato de préstamo con una financiera de automoción, el cliente debe gestionar todo con el servicio de soporte telefónico, dado que en los concesionarios son meros agentes comerciales y no gestionan este tipo de incidencias de productos financieros.

¿Qué es el cuadro de amortización?

A la hora de comparar créditos para coches es recomendable utilizar un simulador de créditos para saber de antemano la evolución del préstamo a lo largo del tiempo que tendrás que devolver el dinero. Este cuadro debe incluir todos los pagos mensuales del préstamo, diferenciando dos partes:

Amortización de capital

Es la cantidad que devuelves mensualmente por el préstamo solicitado.

Intereses

Es el coste por haber pedido un préstamo para la compra del coche.

En general, siempre que sea posible se debería dar una entrada para la compra del coche y así no tener que financiar el 100% de la compra, ya que acabará repercutiendo más tarde en el pago de unas cuotas más altas y en unos intereses desorbitados También conviene reducir el plazo de amortización, con el objetivo de pagar menos intereses y conseguir un mejor precio por el coche.

En este sentido, deberías tener en cuenta gastos más allá del propio coche, como el Impuesto de Matriculación o el Impuesto de Circulación, el IVA... debes pensar globalmente cuánto cuesta el total de la operación. Solo cuando conozcas el montante total debes tomar la decisión.

Condiciones del contrato de préstamo de coche

Es crucial conocer en detalle las condiciones del contrato del préstamo. Para ello hay que saber el significado de los términos más habituales que aparecen en el mismo:

TIN (Tipo de Interés Nominal)

Porcentaje de intereses que cobrará el banco por el préstamo. Se aplica en función de los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo (BCE).

Comisión de apertura o de estudio

Porcentaje que se aplica al formalizar el préstamo.

Comisión por amortización anticipada

Cantidad de dinero que cobra la entidad cada vez que el cliente amortiza parte del capital pendiente.

Comisión de cancelación total

Comisión que el banco aplica si el cliente cancela el préstamo anticipadamente. Puede parecer un absurdo (al banco le interesa que el cliente devuelva todo lo prestado), pero se suele poner para evitar que el cliente refinancie la cantidad adeudada del préstamo en otra entidad (al fin y al cabo, el banco gana si presta dinero y pagas intereses).

TAE (Tasa Anual Equivalente)

Se obtiene de sumar el TIN más la comisión de apertura y la comisión de cancelación. Es el indicador clave, pues refleja la cantidad de intereses totales que se pagarán por el préstamo. También resulta importante prestar atención a si la entidad obliga a contratar algún tipo de seguro, pues de ser así podría elevar el coste final del préstamo.

Qué necesitas para poder acceder a un préstamo de coche

Los requisitos que te pedirán dependerán mucho de la entidad bancaria o financiera de la marca en particular, pero en general son estos:

Capacidad de endeudamiento para devolver el préstamo

Estudiarán si puedes hacer frente a la devolución del crédito. Para ello analizan tus ingresos periódicos, bienes y activos que componen tu patrimonio (propiedades inmuebles, otros vehículos...), tu situación financiera actual y también tu historial de crédito.

Mayoría de edad

Los menores de 18 años no pueden firmar un préstamo bancario, a no ser que estén emancipados.

ASNEF/RAI

La presencia en un fichero de morosos complica (o impide) el acceso a un préstamo, pero cada caso se estudiará de manera individual.

Documentación

Para poder concederte la financiación del coche, las entidades te solicitarán, por regla general, DNI original y fotocopia, última declaración de la renta, fotocopia de las últimas nóminas, historial laboral y la relación de las propiedades inmueble que estén a tu nombre.

Puedes solicitar un préstamo para tu coche desde 1.000€ hasta 50.000€, con un TIN variable desde el 4,65% TIN (4,75% TAE) hasta un máximo del 34,10% TIN (39,97% TAE) para devolver en un plazo de entre 6 hasta 96 meses. Las condiciones de financiación de tu vehículo dependerán de tu capacidad financiera. Un ejemplo representativo de préstamo coche: Para comprar su próximo coche, Javier contrata un préstamo personal de 30.000€ a 60 meses (5 años), al 7,95% TIN (8,25% TAE). En total devolverá 36.626,34€, repartidos en 60 cuotas de 607,57€ cada una.