Honda

Ofertas y precios Honda CR-V nuevos

5 Ofertas para el Honda CR-V. Encuentra los mejores precios sólo de concesionarios oficiales.

DESDE

37.490 €

El Honda CR-V híbrido fue la piedra angular sobre la que se cimentó la gama europea de la quinta generación del SUV. Este Honda CR-V Hybrid ofrece un sistema de propulsión muy diferente a... [Leer más]

MOTOR Y ACABADOS POTENCIA COMBUSTIBLE PRECIO DESDE
CR-V 2.0 i-MMD Elegance Navi 4x2 184 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
37.490 € P.V.P. 41.660 €
SELECCIONAR
CR-V 2.0 i-MMD Sport Line 4x2 184 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
38.832 € P.V.P. 43.530 €
SELECCIONAR
CR-V 2.0 i-MMD Lifestyle 4x2 184 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
40.019 € P.V.P. 44.780 €
SELECCIONAR
CR-V 2.0 i-MMD Lifestyle 4x4 184 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
44.347 € P.V.P. 48.285 €
SELECCIONAR
CR-V 2.0 i-MMD Executive 4x4 184 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
48.142 € P.V.P. 52.080 €
SELECCIONAR

Los precios publicados se corresponden con ofertas de concesionarios oficiales que están condicionadas a la financiación, vigencia o modificación de campañas y promociones de la marca. Esta oferta no tiene carácter contractual. Consulta con los concesionarios disponibilidad y condiciones. El precio incluye IVA. Gastos de matriculación incluidos.

Análisis general del Honda CR-V

El Honda CR-V híbrido fue la piedra angular sobre la que se cimentó la gama europea de la quinta generación del SUV. Este Honda CR-V Hybrid ofrece un sistema de propulsión muy diferente a lo que otras marcas (e incluso Honda) nos tenía acostumbrados. Su precio es algo más elevado que otras alternativas, pero sin ser desorbitado.

No hay diferencias de diseño respecto a la versión de gasolina que se vendió en España de 2018 a 2020, más allá del logo en el portón del maletero y su interior, donde encontramos un selector de cambio por botones y nuevas pantallas en el panel de instrumentación. La batería del sistema, en el eje trasero, también redujo el maletero a 497 litros de capacidad (por 561 del modelo con motor de combustión), además de perder la posibilidad de equipar siste asientos.

Lo más interesante es el sistema de propulsión i-MMD. A diferencia de otros híbridos en el mercado, el motor de combustión no siempre va conectado a las ruedas. Se trata de un 2.0 i-VTEC de 145 CV que funciona con ciclo Atkinson y cuya misión es suministrar energía a un generador eléctrico. Este surte de electricidad a la batería, que la envía al propulsor eléctrico de 184 CV que es el encargado de mover el eje delantero (o ambos, en las versiones de cuatro ruedas motrices). Solamente cuando es realmente eficiente (a velocidades altas, pero no elevadísimas, entre 80-100 km/h) el motor de combustión mueve las ruedas, momento en que el eléctrico sería menos eficiente. Y todo ello con una transmisión fija, que transfiere el par de modo muy suave, sin que se noten los cambios entre las diferentes fuentes de propulsión, como vimos en nuestra prueba.

La marca ofrece nada menos que cuatro niveles de terminación. Desde el más sencillo Confort la dotación es realmente completa y es posiblemente el segundo Elegance el más equilibrado. Por encima encontramos el LifeStyle, con detalles que mejoran algo la estética o el Executive, con elementos como dispone de techo solar panorámico o el portón trasero manos libres.

El Honda CR-V híbrido fue la piedra angular sobre la que se cimentó la gama europea de la quinta generación del SUV. Este Honda CR-V Hybrid ofrece un sistema de propulsión muy diferente a lo que otras marcas (e incluso Honda) nos tenía acostumbrados. Su precio es algo más elevado que otras alternativas, pero sin ser desorbitado.

No hay diferencias de diseño respecto a la versión de gasolina que se vendió en España de 2018 a 2020, más allá del logo en el portón del maletero y su interior, donde encontramos un selector de cambio por botones y nuevas pantallas en el panel de instrumentación. La batería del sistema, en el eje trasero, también redujo el maletero a 497 litros de capacidad (por 561 del modelo con motor de combustión), además de perder la posibilidad de equipar siste asientos.

Lo más interesante es el sistema de propulsión i-MMD. A diferencia de otros híbridos en el mercado, el motor de combustión no siempre va conectado a las ruedas. Se trata de un 2.0 i-VTEC de 145 CV que funciona con ciclo Atkinson y cuya misión es suministrar energía a un generador eléctrico. Este surte de electricidad a la batería, que la envía al propulsor eléctrico de 184 CV que es el encargado de mover el eje delantero (o ambos, en las versiones de cuatro ruedas motrices). Solamente cuando es realmente eficiente (a velocidades altas, pero no elevadísimas, entre 80-100 km/h) el motor de combustión mueve las ruedas, momento en que el eléctrico sería menos eficiente. Y todo ello con una transmisión fija, que transfiere el par de modo muy suave, sin que se noten los cambios entre las diferentes fuentes de propulsión, como vimos en nuestra prueba.

La marca ofrece nada menos que cuatro niveles de terminación. Desde el más sencillo Confort la dotación es realmente completa y es posiblemente el segundo Elegance el más equilibrado. Por encima encontramos el LifeStyle, con detalles que mejoran algo la estética o el Executive, con elementos como dispone de techo solar panorámico o el portón trasero manos libres.

Valoración del Honda CR-V

8

Relación calidad precio

8,5

Seguridad

9

Confort

7

Diseño

8

Reventa

Fotos del Honda CR-V

Foto CR-V 1
Foto CR-V 2
Foto CR-V 3
Foto CR-V 4
Foto CR-V 5
Foto CR-V 6
¡Gracias, hemos recibido tu solicitud!
Además, [Nombre], hemos hecho una selección de coches similares para ti:

Modelos similares al Honda CR-V