Bmw

Ofertas y precios Bmw X5 nuevos

8 Ofertas para el Bmw X5. Encuentra los mejores precios sólo de concesionarios oficiales.

DESDE

70.692 €

La cuarta generación del BMW X5 llegó a los concesionarios en 2019 para mejorar a un SUV lanzado originalmente en 1999 y que fue uno de los precursores del segmento. Sustituyó al anterior modelo... [Leer más]

Combustible

MOTOR Y ACABADOS POTENCIA COMBUSTIBLE PRECIO
X5 xDrive 25dA 231 CV Diesel
70.692 € P.V.P. 74.000 €
SELECCIONAR
X5 xDrive 40iA 333 CV Gasolina
71.042 € P.V.P. 81.900 €
SELECCIONAR
X5 xDrive 45e 398 CV Híbrido
Etiqueta medioambiental
72.834 € P.V.P. 84.700 €
SELECCIONAR
X5 xDrive 30dA 286 CV Diesel
76.944 € P.V.P. 80.500 €
SELECCIONAR
X5 xDrive 40dA 340 CV Diesel
83.195 € P.V.P. 87.000 €
SELECCIONAR
X5 M50i 530 CV Gasolina
98.661 € P.V.P. 113.400 €
SELECCIONAR
X5 M 600 CV Gasolina
132.701 € P.V.P. 152.400 €
SELECCIONAR
X5 M Competition 625 CV Gasolina
147.922 € P.V.P. 169.300 €
SELECCIONAR

Los precios publicados se corresponden con ofertas de concesionarios oficiales que están condicionadas a la financiación, vigencia o modificación de campañas y promociones de la marca. Esta oferta no tiene carácter contractual. Consulta con los concesionarios disponibilidad y condiciones. El precio incluye IVA. Gastos de matriculación no incluidos.

Análisis general del Bmw X5

La cuarta generación del BMW X5 llegó a los concesionarios en 2019 para mejorar a un SUV lanzado originalmente en 1999 y que fue uno de los precursores del segmento. Sustituyó al anterior modelo de 2013 y se construyó sobre la plataforma modular CLAR, lo que se tradujo en un ligero aumento de dimensiones. En su renovado diseño destaca la mayor presencia de los riñones de la parrilla, unos faros más angulosos y unos paragolpes más anchos y marcados. El precio del BMW X5 es elevado, como corresponde a un vehículo de su porte capacidades.

En el interior aumentó el espacio disponible, pero no destaca por ello entre sus rivales. Puede también elegirse con una tercera fila de asientos, con el fin de que tenga siete asientos (dos de uso ocasional). Aumentó también la capacidad del maletero hasta los 645 litros. También ganó tecnología, pues monta dos pantallas de 12,3 pulgadas (una para instrumentación y otra multimedia), que funcionan con el sistema iDrive7.0 (mantuvo el mando giratorio en la consola central).

Para los motores del X5 la firma de Munich apostó por bloques de cuatro y seis cilindros. En diésel arranca con el xDrive25d de 231 CV y continúa con el xDrive30d de 265 CV. El tope de gama fue el M50d con 400 CV. En gasolina la opción más discreta es el xDrive40i de 340 CV. Luego está el X5 M con 600 CV o el M Competition de 625 CV, ya con ocho cilindros. Todas las versiones van ligadas a una transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y también a la tracción integral permanente xDrive.

El equipamiento básico del BMW X5 es bastante completo de serie y se puede multiplicar gracias a un elevado listado de opciones. Están las líneas de equipamiento xLine y M Sport para dotar tanto al exterior como al interior con una personalidad propia y sumar bastantes elementos. También se pueden equipar paquetes como el Offroad o el Driving Assistant Professional. Por no hablar de las opciones específicas de BMW Individual para tener un coche totalmente a medida.

La cuarta generación del BMW X5 llegó a los concesionarios en 2019 para mejorar a un SUV lanzado originalmente en 1999 y que fue uno de los precursores del segmento. Sustituyó al anterior modelo de 2013 y se construyó sobre la plataforma modular CLAR, lo que se tradujo en un ligero aumento de dimensiones. En su renovado diseño destaca la mayor presencia de los riñones de la parrilla, unos faros más angulosos y unos paragolpes más anchos y marcados. El precio del BMW X5 es elevado, como corresponde a un vehículo de su porte capacidades.

En el interior aumentó el espacio disponible, pero no destaca por ello entre sus rivales. Puede también elegirse con una tercera fila de asientos, con el fin de que tenga siete asientos (dos de uso ocasional). Aumentó también la capacidad del maletero hasta los 645 litros. También ganó tecnología, pues monta dos pantallas de 12,3 pulgadas (una para instrumentación y otra multimedia), que funcionan con el sistema iDrive7.0 (mantuvo el mando giratorio en la consola central).

Para los motores del X5 la firma de Munich apostó por bloques de cuatro y seis cilindros. En diésel arranca con el xDrive25d de 231 CV y continúa con el xDrive30d de 265 CV. El tope de gama fue el M50d con 400 CV. En gasolina la opción más discreta es el xDrive40i de 340 CV. Luego está el X5 M con 600 CV o el M Competition de 625 CV, ya con ocho cilindros. Todas las versiones van ligadas a una transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y también a la tracción integral permanente xDrive.

El equipamiento básico del BMW X5 es bastante completo de serie y se puede multiplicar gracias a un elevado listado de opciones. Están las líneas de equipamiento xLine y M Sport para dotar tanto al exterior como al interior con una personalidad propia y sumar bastantes elementos. También se pueden equipar paquetes como el Offroad o el Driving Assistant Professional. Por no hablar de las opciones específicas de BMW Individual para tener un coche totalmente a medida.

Valoración del Bmw X5

7,5

Relación calidad precio

8,5

Seguridad

8

Confort

7,5

Diseño

7

Reventa

Fotos del Bmw X5

Foto X5 1
Foto X5 2
Foto X5 3
Foto X5 4
Foto X5 5
Foto X5 6

Modelos similares al Bmw X5